domingo, 3 de agosto de 2014

Tarta de chocolate, brandy y café

El año pasado por estas fechas estaba comenzando a escribir este blog y, coincidiendo con el cumpleaños de mi padre, preparé la tarta de chocolate a la naranja, que fue una de las primeras recetas con que lo estrené. Este año ha caído otra vez tarta de chocolate, pero esta vez emborrachada en brandy y con una cobertura de chocolate con café. Un postre que va especialmente dedicado a los muy chocolateros y amantes del licor y el café. Si queréis terminar de redondearlo, un poco de nata montada o una bola de helado de vainilla no le va nada mal. Eso sí, durante la comida de antes, reservad un buen hueco en el estómago para poder disfrutarlo sin remordimientos después.


Como éramos poquitos, preparé una tarta pequeña (para 4 personas). Si cocináis para más personas, podéis añadirle un huevo más y la mitad de los ingredientes.



Ingredientes

  • 2 huevos
  • 100 g de azúcar + 2 ó 3 cucharadas
  • 100 g de harina
  • 1 tableta de chocolate negro para postres
  • 3 cucharaditas de cacao puro en polvo
  • 1/2 cucharadita de vainilla en polvo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 chorreón de leche
  • 5 g de levadura
  • 1 pellizco de sal
  • Brandy
  • 90 ml de café solo
Cortamos la mitad de la tableta de chocolate y la troceamos. La fundimos en un cazo con un chorrito de agua a fuego muy lento y un pellizco de sal. Vamos removiendo y de vez en cuando apartamos del fuego. Cuando esté derretido, añadimos el cacao en polvo, removemos para que se disuelva bien y después retiramos del fuego.

Ponemos el horno a precalentar a 180 º. Batimos los huevos con el azúcar muy bien, hasta obtener una espuma naranja. Ponemos la mezcla en un bol. Le añadimos una cucharada de mantequilla, que habremos dejado atemperar un rato antes. Batimos con las varillas hasta tener una mezcla homogénea. A continuación vamos añadiendo la harina poco a poco y vamos mezclando hasta que no queden grumos. Añadimos la vainilla y la levadura y volvemos a batir. Añadimos el chocolate fundido y seguimos batiendo. Por último, regamos con un chorreoncito de leche para aligerar un poco la mezcla.

Engrasamos un molde con mantequilla y harina y vertemos la mezcla en él. Lo introducimos en el horno y lo dejamos dentro a 180º entre 25 y 30 minutos aproximadamente. Si tus proporciones son mayores, necesitarás mayor tiempo de cocción. Cuando pinches la masa con un palillo y éste salga limpio el bizcocho ya estará cocido. Sácalo del horno y déjalo enfriar.

Para preparar el almíbar con el que emborracharemos el bizcocho ponemos unos 250 ml de brandy en un cazo y 2 ó 3 cucharadas de azúcar. Lo llevamos a ebullición para que el azúcar se disuelva y se evapore parte del alcohol. Lo vertemos caliente sobre el bizcocho, que habremos desmoldado sobre la bandeja donde lo vayamos a servir.

Ya sólo falta preparar la cobertura. Ponemos en un cazo el café solo y la otra mitad de la tableta de chocolate troceada. Lo derretimos de nuevo a fuego muy lento y removiendo. Como esta vez el chocolate fundido estará más líquido por el café, dejamos que hierva suavemente para que se espese un poco. Después lo retiramos del fuego y dejamos atemperar. Una haya dejado de quemar, añadimos la otra cucharada de mantequilla y removemos bien con las varillas hasta que se mezcle bien con el chocolate. Introducimos el cazo en el frigorífico para que la cobertura se termine de espesar. 

Cuando el chocolate alcance una textura untable, cubrimos la tarta con él. La guardamos en el frigorífico y unos 15-20 minutos antes de servir la sacamos a temperatura ambiente.










No hay comentarios:

Publicar un comentario