jueves, 12 de diciembre de 2013

Calabacines fritos con mermelada de granada

Los calabacines fritos presentados sobre una fritada de verduras y con un poco de mermelada por encima forman un aperitivo rico y original, además de ser aptos para vegetarianos. 

Esta receta es de las que podemos llamar de cocina de reciclaje, y es que está hecha con unas verduras que tenía en la nevera y con la mermelada de granada que me sobró de las lentejas al estilo sirio. Para los que no tengáis ganas de hacer la mermelada, la podéis sustituir por cualquier otra, como mermelada de tomate, o incluso por un poquito de miel. 


Ingredientes

  • 1 calabacín
  • 400 g de tomate triturado
  • 2 pimientos verdes medianos
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • Mermelada de granada
  • Crema de vinagre de módena
  • Huevo y harina para rebozar los calabacines
  • Aceite de oliva

Para la mermelada de granada:

  • 1 granada
  • 2 cucharadas rasas de azúcar moreno
  • Unas gotas de limón.
Para hacer la mermelada, hacemos un zumo en la batidora con las pepitas de la granada. Lo ponemos en una sartén con el azúcar y la mermelada y lo dejamos reducir.

Preparamos la base de verduras sofriendo en una sartén con aceite el ajo con la cebolla y los pimientos. Una vez que estén pochados, agregamos el tomate con una pizca de sal y removemos durante unos minutos a fuego lento hasta que se mezclen los sabores. Para corregir la acidez del tomate, añadimos al final media cucharadita de azúcar.

Por otro lado, pelamos los calabacines y los cortamos como si fueran patatas fritas grandes, con un cierto grosor para que no sepan sólo al rebozado. Los salamos y los rebozamos con el huevo y la harina. (Podemos añadir también un poco de sal al huevo batido). Los freímos en aceite bien caliente y los escurrimos sobre un papel de cocina.

Para servir, colocamos en una fuente primero el sofrito de verduras y sobre él los calabacines. Los adornamos con un hilillo de la crema de vinagre y con la mermelada.

4 comentarios:

  1. Que bueno estos calabacines. Una delicia. Besos

    ResponderEliminar
  2. ohh que cosa mas rica, me la copio a mis recetas pendientes, la mermelada de granada tb la voy a probar, con lo que me gusta hacer mermeladas, y esta no la he probado nunca, que bien!! un besito
    Silvia

    ResponderEliminar
  3. Hoola!
    Me llama la atención la mermelada de granada. Al llevar solo dos cucharadas de azúcar no queda poco dulce?? o esa es la idea?
    Parece un aliño muy fuera de lo corriente, me gusta!
    Saludos
    Marisa

    ResponderEliminar
  4. Hola Marisa! Lo del azúcar es en realidad un poco a gusto del consumidor. Efectivamente yo no le quise poner demasiado primero, porque la granada que utilicé ya era bastante dulzona de por sí, y segundo porque la preparé para "Las lentejas al estilo sirio", y prefería que predominase el sabor de la granada al del azúcar.
    Debo confesar que tampoco me gustan las mermeladas excesivamente dulces, pero también creo que para utilizarla como complemento de platos salados va muy bien un sabor más bien agridulce. Aún así quedó bastante dulcecita y agradable.

    ResponderEliminar